Familias por la Diversidad
Hosting por dinahosting.
 

Educar en la diversidad

En cualquier caso la familia y el sistema educativo deben garantizar su desarrollo integral como persona... y por eso desde FXLD te proponemos materiales y recursos adaptados para incluir la diversidad afectivo-sexual en las aulas y en las familias.

10 de abril del 2005  /  Transgénero

Diario Digital Transexual/Kim Pérez-.Sabemos que hay personas completamente homosexuales. Únicamente tienen sentimientos homosexuales, es lo único que recuerdan. Otras son muy homosexuales, encuentran en eso su verdadera expresión, pero a veces han tenido o tienen un sentimiento hetero por otra persona. Otros más son con frecuencia homo, pero a menudo también hetero, los hasta ahora llamados bisexuales, pero como se verá, bisexuales somos todos en más o menos. Otros han tenido alguna vez un sentimiento homo, pero son casi siempre hetero. Otros más sólo recuerdan sentimientos heteros... Así recomienza el ciclo.




Diario Digital Transexual/Kim Pérez-.Sabemos que hay personas completamente homosexuales. Únicamente tienen sentimientos homosexuales, es lo único que recuerdan. Otras son muy homosexuales, encuentran en eso su verdadera expresión, pero a veces han tenido o tienen un sentimiento hetero por otra persona. Otros más son con frecuencia homo, pero a menudo también hetero, los hasta ahora llamados bisexuales, pero como se verá, bisexuales somos todos en más o menos. Otros han tenido alguna vez un sentimiento homo, pero son casi siempre hetero. Otros más sólo recuerdan sentimientos heteros... Así recomienza el ciclo.
Esto que todos vemos que es la verdad, lo sabía Kinsey desde 1948, fecha de "El comportamiento sexual en el hombre", completado en 1953, "El comportamiento sexual en la mujer".
En resumen: no hay “homosexuales” y “heterosexuales” como dos batallones cerrados, separados por un foso de incomunicación e incomprensión. Existe gente más o menos homosexual o heterosexual, de 0 a 10; lo mismo da decir de 0 a 10 heterosexual que de 10 a 0 homosexual. Las personas estamos en un lugar dentro de una escala, de una sola escala, que va de un extremo al otro.
Pero en cuanto hemos dicho que no hay homosexuales, a un lado, y heterosexuales, al otro, como dos bandos separados, sino gente más o menos homosexual y heterosexual, hemos dicho que la orientación sexual es una realidad no-binaria, no separada en dos; el “más o menos”, en matemáticas, es la característica de los conjuntos difusos, no el “sí o no”, que lo es de los conjuntos cerrados. Es decir: ¿Somos homosexuales o heterosexuales, sí o no? No; somos más o menos homosexuales o heterosexuales.
Ésta es la realidad; mirémosla; digamos lo que vemos, en nosotros mismos.
Lo mismo pasa con la masculinidad/feminidad, todavía más visiblemente, más claramente. No hay “personas masculinas” (un foso) y “personas femeninas”, sí o no. Existen personas más o menos masculinas, que son menos o más femeninas. Hay una sola escala, no dos, para situarse en la masculinidad/feminidad, y todos estamos en un lugar en ella, la mayoría no en los extremos. Por cierto, masculinidad/feminidad no tiene que ver siempre con varón/mujer. Como todos vemos, en la realidad hay hombres muy femeninos y mujeres muy masculinas (tampoco tiene que ver necesariamente con homosexualidad/heterosexualidad)
El más o menos masculino/femenino es independiente del sexo y la orientación. Tiene que ver con la conducta social, con los modales, con los sentimientos, con las aficiones... La masculinidad/feminidad o feminidad/masculinidad (es lo mismo) no es cuestión de sí o no, sino de más o menos. Hay muchos hombres muy masculinos y muchas mujeres muy femeninas, y también hay los que son algo menos masculinos, las que son algo menos femeninas, los que son (ahora, con orgullo) mucho menos masculinos o mucho menos femeninas, los que son nada masculinos o nada femeninas...
De nuevo, es una cuestión no-binaria, que se traduce en conjuntos difusos (basados en un más o menos, no un sí o no), esta vez de género.
Esto es también la realidad, todos somos más o menos masculinos o femeninos, todos sabemos que es así, la realidad es no-binaria en cuestión de género, y forma conjuntos difusos fundados en ese más o menos, a partir de esa escala.
También pasa lo mismo en cuestión de sexo, que es la biológica, la anatómica. No hay dos bandos separados físicamente como si uno no tuviera nada que ver con el otro.
Recordemos que, en nuestro principio, todos hemos tenido unos cuerpos semejantes: todos hemos tenido tetillas y un mismo órgano clitorideopeniano. Luego, en el desarrollo prenatal o en el de la adolescencia, los cromosomas XX o XY (o sus variaciones) determinaron que el clítorispene se desarrollara menos o más y las tetillas más o menos.
Lo mismo pasó en algunas estructuras cerebrales, más o menos desarrolladas. Todo ello no es cuestión de sí o no, sino de más o menos. Todos somos más o menos hombres/mujeres. En esta dimensión física, también la mayor parte de la gente es más hombre o más mujer, pero habemos personas que nos hemos quedado en un desarrollo más o menos intermedio. En algunas, son los genitales los que aparecen menos desarrollados que en la mayoría (intersexualidad) o en otras, es el cerebro el que permanece menos diferenciado, con lo que el sentimiento de identidad o la sexualidad, conducta propiamente sexual, puede ser menos diferenciada o incluso cruzada en relación con el resto del cuerpo (transexualidad)
Se trata también de más o menos, no de sí o no. Es por tanto una cuestión no-binaria, que forma conjuntos difusos de sexo.
Todo ello es natural, corresponde a la matriz no-binaria de la naturaleza y a los conjuntos difusos en los que entramos todas las personas reales que participamos de una escala sólo abstractamente, tendencialmente dual, pero que como tal escala, deja sitio para que existamos todas las personas, infinitamente variadas, que vivimos en la realidad.
Kim Pérez 07-02-2011





subir

Copyleft 2011 - Familias por la Diversidad. Distribución libre y gratuita de estos contenidos.
Esta página cumple los estandares W3C de WAI   CSS Válida segun W3C   Esta página cumple los estandares W3C de XHTML