Hosting por dinahosting.
 

Educar en la diversidad

En cualquier caso la familia y el sistema educativo deben garantizar su desarrollo integral como persona... y por eso desde FXLD te proponemos materiales y recursos adaptados para incluir la diversidad afectivo-sexual en las aulas y en las familias.

01 de junio del 2008  /  Padres / Madres
Preguntas que nos hacemos los padres al descubrir la orientación sexual de nuestros hijos.

¿Qué le pasa a mi hijo/a?
Lo que está pasando es que estás descubriendo una cosa muy importante sobre quién es tu hijo/a, y él/ella te ha revelado una cosa muy importante sobre quien es realmente. . Como padres que hemos pasado por la misma experiencia que tú, te podemos asegurar que hacer este proceso con amor y comprensión, vale la pena. Contribuye a que la familia siga unida y todos podamos prestar apoyo a uno de los miembros de la misma, en un momento que será muy necesario para el/ella.


¿Por qué me lo ha contado?
Tu hijo/ quiere ser honesto/a contigo y te lo ha contado porque confía en ti y en tu amor, en tu comprensión y en tu respeto hacia el/ella. Seguramente te lo ha revelado también porque necesita quitarse las dosis de culpabilidad y vergüenza que la sociedad le ha hecho sentir injustamente y además porque quiere que su relación familiar siga siendo la que siempre ha sido, sin tener que mentirte continuamente sobre su propia realidad y sus sentimientos. El hecho de confiarte esta información se debe a que es una persona integra, como tu le has enseñado. Sé honesto con tu hijo/a sobre tus propios sentimientos y hazle saber que le quieres sin importar su orientación sexual. Para tu hijo/a una vez hecha la revelación será muy importante que estés de su lado. Que le demuestres el mismo amor que siempre le demostraste.


¿No le dijiste cuando era niño/a que confiara en ti?...pues es lo que acaba de hacer...confiar en ti.


¿Soy culpable?
No te sientas culpable; no hiciste nada mal. Tu hijo/a no es así por algo que hiciste o por algo que no hiciste. La ciencia objetiva hace mucho que abandonó la idea de que los padres tienen alguna influencia significativa sobre las orientaciones heterosexuales, homosexuales o transexuales de los hijos. La contribución emocional más importante que puede hacer un padre a las vidas de sus hijos, es quererlos. Y ahora que sabes la orientación de tu hijo/a, necesitará más amor y apoyo que nunca.



¿Es por culpa de alguien que mi hijo sea así?
No. Tu hijo/a es gay o lesbiana desde siempre y nunca hizo una elección consciente de su sexualidad, al igual que tú tampoco la hiciste de la tuya, no es culpa de nadie. No es posible que nadie haya hecho algo para "hacerlo gay". La razón es más sencilla: ser gay no es una elección que alguien pueda hacer conscientemente. Decirle que las atracciones por el mismo sexo son erróneas o pecaminosas puede ser realmente doloroso, ya que él/ella no puede controlar estos sentimientos. Con el tiempo, esta culpabilidad, miedo y rabia pueden crearle una depresión que le lleve al suicidio. Como padre/madre, tienes que ser sensible a los sentimientos de culpabilidad y miedo.


¿Debemos decírselo al entorno familiar y social?
Antes de confiar en alguien, debes tener el consentimiento de tu hijo/a ya que es de su vida de lo que se hablará y es él/ella quien tiene derecho a decidir quién puede saberlo y quien no. Si decides hablar, asegúrate de que has superado la fase de desorientación y que tienes bastantes recursos para responder. Si tu actitud no es positiva, sólo transmitirás tristeza y confusión. Considera también que aceptar a tu hijo/a, requiere tiempo. Tendrás que aprender la realidad sobre la homosexualidad, tendrá que pasar tiempo para que estés muy seguro/a de tus sentimientos. Cuando todo esto suceda estarás en condiciones de hablar de la orientación sexual de tu hijo/a y entonces querrás contribuir a acabar con los prejuicios que existen sobre la homosexualidad, los cuales son fruto del miedo y de la ignorancia.





¿Qué espera mi hijo/a de mí?
Tu hijo/a ha pasado por una etapa dolorosa y difícil, desde hace años ha tenido que guardar este secreto y solamente cuando ha estado seguro/a te lo ha confiado. Cree que reaccionarás sin comprenderlo y teme tu comportamiento para con el/ella, a partir de ahora. Lo que más necesita en éste momento es que sigas queriéndolo/a, que no le dejes sólo/a, que no le/la eches de casa, que no le/la dejarás de hablar. Es muy importante para tu hijo/a que le/la sigas queriendo. En este momento tu hijo/a debe ser más importante para tí, que tus miedos, tus prejuicios o tu desconocimiento sobre la realidad homosexual. Si de verdad quieres a tú hij@ demuéstraselo ahora más que nunca.



¿No dice la Biblia que es un pecado terrible?
Realmente la homosexualidad a los antiguos les preocupaba mucho menos de lo que nos imaginamos. El tono que utiliza la Biblia sobre el tema de la homosexualidad ha sido malinterpretado.
Sobre Sodoma y Gomorrra…El profeta Ezequiel discute los pecados de Sodoma y deja bien claro que los pecados de Sodoma no eran la homosexualidad sino la inhospitalidad hacia los viajeros que venían del desierto (Ez. 16, 48-50)
Gente gay en la Biblia…Los gays se ven reflejados positivamente en muchos sitios de la Biblia. En el Viejo Testamento, todo el libro de Ruth es una de las más bellas historias de amor entre dos mujeres. Es irónico que muchos pasajes de esta preciosa historia hayan sido usados a través de los años en ceremonias de bodas heterosexuales, haciendo referencia precisamente a ellos por el amor que reflejaban!
La historia de David y Juan en el libro I Samuel es una preciosa historia gay (I Samuel 19.1 a 23.29. En ella, cada uno muestra el compromiso y sacrificio con el otro que toda pareja gay ha experimentado y en la que pueden reconocerse al instante.
Asimismo en la Biblia se dice de que los sacerdotes se casaban y podían comprar esclavos, si tenían dinero...(analiza lo que pasa hoy en día en la Iglesia) (Leer al final de este apartado: Biblia, cristianismo y homosexualidad)




¿Será objeto de marginación? ¿Tendrá problemas para encontrar o mantener el trabajo? ¿Le/la podrían agredir?
Tenemos que responder que, desgraciadamente, esta posibilidad existe. Todo dependerá del lugar donde viva o trabaje y de su manera de comportarse. Nos consta, sin embargo, que cada vez hay más sitios donde la actitud de la gente hacia la homosexualidad y las personas homosexuales es más positiva. También aumenta el número de asociaciones que trabajan para conseguir estos cambios y para dar apoyo a las personas que, a causa de su orientación sexual, pasan por momentos difíciles



¡No podré tener nietos!
¡Claro que sí!. Hay muchas opciones para que los gays, lesbianas y transexuales tengan hijos, tanto biológicos como adoptados.
Opciones para parejas de lesbianas
Son la adopción y la inseminación artificial
Opciones de los hombres gays
Los hombres gays llegan a veces al matrimonio homosexual con hijos de una relación heterosexual fallida. Cuando eso pasa, ambos padres educan a los niños como propios. Las parejas de hombres gays tienen la opción de adoptar o pedir la maternidad a una pareja de lesbianas que son parte de su comunidad. Eso pasa cada vez más frecuentemente. La madre se insemina con el esperma del hombre gay.
Posibilidades de adopción
La legislación sobre adopción es la misma para heterosexuales que para homosexuales: en el caso del estado español hablamos de Código Civil y tenemos que hacer después referencia a las normativas de las Comunidades Autónomas con competencias asumidas. En la actualidad, la legislación estatal contempla la posibilidad de que un matrimonio (heterosexual o no) pueda adoptar



¿Las lesbianas y los gays pueden ser buenos padres?
Sí. Existen estudios que muestran que no existe diferencia en el desarrollo entre los hijos criados con padres heterosexuales y los criados por padres o madres homosexuales y si acaso existe alguna diferencia, esta es positiva, ya que estos niños-as suelen ser más tolerantes. En lo que respecta a su inteligencia, su desarrollo psicológico y social es exactamente igual que el de los niños-as criados con padres o madres heterosexuales.
La orientación sexual de los padres no influye en la de los hijos-as.
Otro mito sobre la homosexualidad es la creencia errónea de que los hombres gays tienen mayor tendencia a abusar de los niños. No existe evidencia de que los homosexuales abusen de niños.



Sida
A los homosexuales algunas personas les culpan de todos los males de este mundo.
El sida no es una “enfermedad de homosexuales”.Las lesbianas por ejemplo, están en uno de los grupos menos afectados de nuestra sociedad.
En el mes de Noviembre de 2006 las organizaciones internacionales reconocen 40 millones de personas con sida en el mundo, de los cuales 26 millones viven en África. De estos 26 millones el 70 por ciento son mujeres africanas. Registrándose casos de sida en personas mayoritariamente heterosexuales, siendo mayoritariamente las mujeres de África independientemente de su orientación sexual las que están pagando con su vida, la falta de uso del preservativo y el no tener acceso a las medicinas que podrían curarla.
En Estados Unidos, por razones desconocidas, se extendió inicialmente entre los hombres homosexuales, los estudios mas recientes indican que la enfermedad se propaga en una mayor proporción, entre personas heterosexuales que entre las de orientación homosexual
El sida es una enfermedad transmitida por diversas vías y no exclusivamente por vía sexual.
El sida no es una enfermedad de la cual uno se tenga que avergonzar. No es necesariamente el resultado de haber llevado una vida promiscua y el hecho de haberse contagiado no dice nada sobre el tipo de persona que se es.
Lo importante no es saber como se ha contagiado una persona sino ser consciente de que es una persona enferma y que necesita ayuda.



¿Es la homosexualidad antinatural?
La homosexualidad es una realidad Universal.
La homosexualidad no es antinatural porque está presente en la naturaleza.
Tan natural es para una persona ser heterosexual como para otra ser homosexual.
La homosexualidad es la verdadera naturaleza de estas personas, pedirles que se comporten de otra manera seria proponerles una conducta antinatural.
La homosexualidad no es sólo sexo, antes que nada es sentimiento.
Las personas homosexuales tienen las mismas necesidades sexuales que el resto de las personas y su variabilidad es proporcional a la variabilidad heterosexual. Ser homosexual no significa tener una necesidad inmensa de tener relaciones sexuales y tan a menudo como sea posible, ni tampoco significa tener relaciones con personas que no quieran tenerlas. Estas ideas parten todas de la época en que no se sabía nada sobre la homosexualidad y todo se reducía a rumores y estereotipos.
Ignoramos por qué las personas son homosexuales, pero si sabemos que siempre ha habido homosexuales y siempre los habrá.
En todas las culturas existen personas homosexuales en una proporción que se calcula en el 10 por ciento de la población.



¿Es la homosexualidad una enfermedad mental o un problema emocional?
No. Los psicólogos, psiquiatras y otros profesionales de la salud mental están de acuerdo que la homosexualidad no es una enfermedad, no es un desorden mental, ni un problema emocional.
Mas de 40 años de investigación científica objetiva, han demostrado que la homosexualidad, en si misma, no esta asociada a desordenes mentales ni a problemas emocionales o sociales. Alguna vez se pensó que la homosexualidad era una enfermedad mental porque la sociedad y los profesionales de la salud mental tenían información con prejuicios.
El día 17 de mayo de 1990 La Asamblea General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), suprimió la homosexualidad de la lista de las enfermedades mentales. Con éste hecho se pretendía así acabar con casi un siglo de homofobia médica.
En el pasado, los estudios sobre personas gay, lesbianas o bisexuales incluían a pacientes en terapia, con lo cual se distorsionaba el resultado. Posteriormente los investigadores estudiaron a personas que no estaban en terapia, y entonces se dieron cuenta que era falsa la idea de que la homosexualidad era una enfermedad mental.



¿Se puede curar la homosexualidad?
La comunidad médica y psiquiátrica ha reconocido que la homosexualidad no es ninguna enfermedad y que, por lo tanto, no hay nada que curar.
Algunos homosexuales no reconocen su orientación homosexual por los prejuicios existentes y entonces necesitan el apoyo de un profesional para que les ayude en el proceso de autoaceptación



¿En que consiste la orientación sexual?
La orientación sexual es una atracción duradera, emocional, romántica, sexual o afectiva hacia otra persona.
Es fácil de distinguir de los otros componentes de la sexualidad que incluyen el sexo biológico, identidad de género (el sentido psicológico de ser hombre o mujer) y el papel sexual social (conformidad respecto de las normas culturales sobre la conducta masculina o femenina).



¿Se puede elegir la orientación sexual?
No. No se puede elegir la orientación sexual. Lo que si podemos elegir es si actuamos conforme a nuestros sentimientos. Se trata de ser y actuar como las personas que somos realmente. Actualmente, la mayoría de los expertos piensan que la orientación sexual se determina a una edad muy temprana y algunos piensan que se determina antes de nacer y que no es una elección consciente que pueda ser cambiada voluntariamente.



¿Cuál es la causa de que una persona tenga determinada orientación sexual?
Hay diferentes teorías de diverso orden: psicológicas, endocrinológicas, neuroanatómicas, genéticas………Ninguna ha sido científicamente demostrada de forma concluyente.
La orientación sexual no la elige el individuo, no se puede modificar y por supuesto no se contagia.
Es una orientación de la persona, una forma de ser que incumbe a toda la persona.
Lo más natural para los gays y las lesbianas, es ser gays o lesbianas, al igual que para los heterosexuales lo es la orientación heterosexual.
Pedir a las personas que se comporten de forma contraria a su naturaleza, es decir, a su orientación sexual, pone en grave peligro su salud y su equilibrio psicológico.



¿Qué es la homofobia?
Homofobia es el nombre que se da a las conductas de condena y rechazo de los homosexuales, ya sean gays o lesbianas.
Algunos psicólogos la han definido como el miedo irracional y persistente a los homosexuales.
La homofobia se traduce en violencia directa, ya sea personal, institucional, social, etc.….
En los centros educativos son comunes los chistes sobre la orientación sexual, los términos “marica”, “maricón” , “bollera”, o “bollo”, dichos como insultos.Estos insultos violentan a los jóvenes homosexuales que los escuchan. Los advierte del peligro de expresar libremente su orientación, les destroza su autoestima, les hace vivir en el miedo de ser rechazados.



¿Se fomenta la homosexualidad al hablar de ella?
No. Al dar a conocer la realidad de los gays se desmontan estereotipos, se eliminan miedos y se facilita la vida a los que sufren a causa de su condición sexual. Durante siglos de represión de la homosexualidad ningún gay se ha convertido en heterosexual. Se puede disimular la orientación sexual, nunca transformarla. También se ha demostrado que los prejuicios y la homofobia disminuyen cuando se conoce personalmente a algún gay.
La colaboración de la comunidad educativa con las asociaciones de gays, mediante voluntarios que colaboran con los educadores a fin de dar a conocer la normalidad de las personas gays, debe servir para acabar con los estereotipos y prejuicios que tanto daño hacen a todas las personas homosexuales.



¿Por qué hay gays, lesbianas y bisexuales que hablan de su orientación sexual?
Porque poder compartir este aspecto de sí mismos con otros es importante para su salud mental. Se ha demostrado que el proceso del reconocimiento de la identidad de las personas lesbianas, gays y bisexuales, llamado “salir del armario”, o asumirse plenamente como persona homosexual, está fuertemente relacionado con el ajuste psicológico. Cuanto más positiva es la identidad lesbiana, gay o bisexual, mejor será la salud mental y también será más alta la autoestima.



¿Por qué el proceso de asumirse resulta difícil para algunos homosexuales?
Para algunas lesbianas, gays y bisexuales el proceso de asumirse les resulta realmente difícil debido sobre todo a la marginación que intuyen les inflingirá la comunidad. Esto resulta especialmente cierto para las personas que empiezan a darse cuenta de su orientación gay, lesbiana o bisexual durante la infancia o adolescencia, algo que ocurre bastante a menudo.
Si además saben que en sus familias no van a ser acogidos con respeto, porque en su casa escuchan chistes sobre “mariquitas”, o conversaciones homófobas, el “salir del armario” o reconocerse como lo que son, es decir homosexuales, les resulta imposible y deben posponerlo y seguir ocultando lo que sienten y realizar enormes esfuerzos en contra de los prejuicios y la desinformación sobre la homosexualidad , todo lo cual supone una carga extraordinariamente dura y difícil para estos niños y adolescentes. Niños y adolescentes a los que el padre, la madre y el sistema educativo deberían estar apoyando en lugar de perjudicarlos con sus comentarios homófobos.
Pero este apoyo depende actualmente de la opinión personal de cada profesor ó de cada familia y no sucederá con normalidad hasta que tod@s comprendamos que en todas las familias puede nacer un hijo o una hija homosexual, bisexual o transexual y que lo que más necesitará en el proceso de su propio reconocimiento será el apoyo incondicional y amoroso de su familia.
La familia debe estar a su lado



¿Qué podemos hacer para acabar con los prejuicios y la discriminación que sufren los gays y las lesbianas?
Los psicólogos creen que las actitudes negativas hacia el colectivo homosexual son prejuicios sin fundamento basados en estereotipos.
Los niños y adolescentes pueden estar especialmente expuestos a los efectos dañinos de los prejuicios y de los estereotipos.
Estamos hablando de edades que van comprendidas desde los 8 a los 15 años, lo que lleva a estos niños y niñas a vivir la etapa de la niñez o de la adolescencia con demasiada presión, algo que a toda costa la sociedad debería evitar.
Los niños y niñas en esas edades lo único que saben es que sienten diferente y no saben los motivos de esos sentimientos, por los que se les debe proteger de los insultos y de los prejuicios existentes por desconocimiento de la realidad sobre la homosexualidad, ya que en esas edades son particularmente vulnerables.
Debemos exigir al sistema educativo que arbitre los medios para acabar con los estereotipos y por lo tanto con la homofobia desde la escuela.
En los centros escolares se debe hacer referencia a personas homosexuales que han contribuido de manera importante al bien de la sociedad
Desde Leonardo Da Vinci a Garcia Lorca, pasando por
Linconl, Chaikowski, César, El Zar Alejandro I de Rusia, Alejandro el Grande de Macedonia, Hans Christian Andersen, Lord Byron, El Rey Eduardo II de Inglaterra y millones y millones de personas homosexuales.
Podemos colaborar en el cambio del vocabulario utilizado, teniendo en cuenta que una conversación puede haber jóvenes homosexuales o con dudas sobre su sexualidad a los que se puede herir o humillar innecesariamente.
De la misma manera que se está haciendo un esfuerzo para acabar con el sexismo existente en el lenguaje se puede hacer lo mismo para acabar con el heterosexismo.
Existen gran cantidad de términos y de frases de uso cotidiano que, en realidad, transmiten prejuicios arraigados contra la homosexualidad.
Es responsabilidad de todos y fundamentalmente de los educadores u de los padres erradicar ésta tradición que tan negativamente afecta a muchos jóvenes.
No olvidemos que como dice Amnistia Internacional “la homofobia arruina vidas”
Desmond Tutu antiguo Arzobispo de Ciudad del Cabo y Premio Nóbel de la Paz, se ha sumado a la lucha contra la homofobia y ha dicho que “la homofobia es un crimen contra la humanidad”



¡QUE PODEMOS HACER PARA ACABAR CON NUESTROS PROPIOS PREJUICIOS HOMOFOBOS AL DESCUBRIR LA HOMOSEXUALIDAD DE UN HIJO O DE UNA HIJA?
Nuestra experiencia nos dice, que los padres y las madres de homosexuales, en el momento en que se enteren de la homosexualidad o transexualidad de sus hij@s, deben asumirlo lo antes posible, deben apoyarl@s y darles todo su cariño. Interviniendo si fuera necesario para acabar con la homofobia que estén sufriendo.
Nuestra experiencia nos hace ver cada día que la pronta aceptación del hijo o de la hija por parte del entorno familiar y una buena información sobre el hecho homosexual, puede evitar un desajuste psicológico en el hijo/a y evitará también la desestructuración familiar, que posteriormente habría que recomponer.
El Proyecto Europeo Daphne tiene como objetivo asegurar un alto nivel de protección de la salud mental y física a través de la protección de niños, jóvenes y mujeres contra la violencia, por medio del apoyo a las víctimas de violencia y la protección de grupos de riesgo. Otro de los objetivos del proyecto europeo es aumentar la base de conocimiento sobre los mecanismos de la violencia y sobre el tratamiento de los perpetradores.
Dentro de éste Proyecto se enmarca el estudio del Proceso de aceptación por el entorno familiar desde el momento en que un hijo/ le dice a su madre o a su padre que es homosexual o transexual.
En lo referente al hecho homosexual se está llevando a cabo un Proyecto denominado “INTERIORIZACION DE LA HOMOFOBIA”………………que estudia el proceso de aceptación familiar desde que un hijo/a le dice a su padre/madre que es homosexual y asimismo estudia las posibilidades de intervención profesional hasta llegar a la solución del conflicto.
El tiempo de duración de las fases de la “interiorización de la homofobia familiar”, varía desde meses hasta varios años y dichas fases van desde el Shook inicial, pasando por la Negación, La Ocultación, La Culpa;, La Ira, La Racionalización Fatalista, La Incomunicación, hasta llegar a la Asimilación o Aceptación.
Informarse de que la homosexualidad de un hijo o de una hija es algo que no se puede cambiar les hará comprender que deben estar de parte de ese hijo o de esa hija en el momento en que más les va a necesitar. Y tratar por todos los medios de acortar el proceso de aceptación.
Las asociaciones de padres, madres y familiares de homosexuales pueden serles muy útiles en el momento del descubrimiento de la homosexualidad de un hijo o de una hija y el proceso posterior de aceptación, ya que hemos vivido la misma experiencia.



¿Por qué es importante educar a la sociedad respecto a la homosexualidad?
Educar a la sociedad sobre la orientación sexual y la homosexualidad probablemente hará que disminuyan los prejuicios contra éste colectivo. La información precisa sobre la homosexualidad es especialmente importante para los jóvenes que se esfuerzan para comprender su propia sexualidad. Los temores de que el acceso a ésta información hará aumentar el número de homosexuales no tienen ninguna base.
La información sobre la homosexualidad no hará cambiar la sexualidad de nadie.
Si piensas que ya has aceptado a tu hijo/a homosexual, hazte las siguientes preguntas



¿Te sientes incómodo/a en compañía de la pareja de tu hijo/a?
¿Te importa que lleve prendas distintivas de su sexualidad?
¿Te molesta salir a dar un paseo con tu hijo/a y su pareja?
¿Crees que el deseo de casarse con su pareja es inmoral?
¿Te da problemas el pensar en el sexo entre gays o lesbianas?
Si has contestado sí a cualquiera de las cuestiones anteriores, deberás seguir trabajando hasta conseguir la aceptación de tu hijo/a.
La aceptación total llegará cuando tu mismo/a y tu entorno social y familiar acepten que tu hijo/a tiene los mismos derechos y deberes que los demás.


¿En España es legal ser lesbiana o gay?
Esta pregunta tal vez te haga recapacitar sobre como se ha sentido tu hijo/a antes de que en España se legalizará su situación………………………………
Ley del matrimonio homosexual………..Junio 2005
En España no sólo es legal ser gay o lesbiana. el artículo 14 de la Constitución lo defiende:
Artículo 14
Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social:
CODIGO PENAL
CAPÍTULO IV.
DE LOS DELITOS RELATIVOS AL EJERCICIO DE LOS DERECHOS FUNDAMENTALES Y LIBERTADES PÚBLICAS.
SECCIÓN 1. DE LOS DELITOS COMETIDOS CON OCASIÓN DEL EJERCICIO DE LOS DERECHOS FUNDAMENTALES Y DE LAS LIBERTADES PÚBLICAS GARANTIZADOS POR LA CONSTITUCIÓN.
Artículo 510.
1. Los que provocaren a la discriminación, al odio o a la violencia contra grupos o asociaciones, por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a la ideología, religión o creencias, situación familiar, la pertenencia de sus miembros a una etnia o raza, su origen nacional, su sexo, orientación sexual, enfermedad o minusvalía, serán castigados con la pena de prisión de uno a tres años y multa de seis a doce meses.
2. Serán castigados con la misma pena los que, con conocimiento de su falsedad o temerario desprecio hacia la verdad, difundieren informaciones injuriosas sobre grupos o asociaciones en relación a su ideología, religión o creencias, la pertenencia de sus miembros a una etnia o raza, su origen nacional, su sexo, orientación sexual, enfermedad o minusvalía.
Artículo 511.
1. Incurrirá en la pena de prisión de seis meses a dos años y multa de doce a veinticuatro meses e inhabilitación especial para empleo o cargo público por tiempo de uno a tres años el particular encargado de un servicio público que deniegue a una persona una prestación a la que tenga derecho por razón de su ideología, religión o creencias, su pertenencia a una etnia o raza, su origen nacional, su sexo, orientación sexual, situación familiar, enfermedad o minusvalía.
2. Las mismas penas serán aplicables cuando los hechos se cometan contra una asociación, fundación, sociedad o corporación o contra sus miembros por razón de su ideología, religión o creencias, la pertenencia de sus miembros o de alguno de ellos a una etnia o raza, su origen nacional, su sexo, orientación sexual, situación familiar, enfermedad o minusvalía.
3. Los funcionarios públicos que cometan alguno de los hechos previstos en este artículo, incurrirán en las mismas penas en su mitad superior y en la de inhabilitación especial para empleo o cargo público por tiempo de dos a cuatro años.
Artículo 512.
Los que en el ejercicio de sus actividades profesionales o empresariales denegaren a una persona una prestación a la que tenga derecho por razón de su ideología, religión o creencias, su pertenencia a una etnia, raza o nación, su sexo, orientación sexual, situación familiar, enfermedad o minusvalía, incurrirán en la pena de inhabilitación especial para el ejercicio de profesión, oficio, industria o comercio, por un período de uno a cuatro años.

A los padres y a las madres
Nuestros hij@s son lo mejor que tenemos en la vida.
Nuestros hij@s homosexuales, bisexuales y transgenero, se merecen nuestro respeto y nuestro cariño, incluso un poco más si cabe que nuestr@s hij@s heterosexuales, ya que la circunstancia personal que les ha tocado vivir es difícil y dolorosa para ell@s
Poneros manos a la obra en aras de la comprensión y no dudéis en contactar con nosotros,
Presidenta de “Familias por la Diversidad” , Asociación Andaluza de Padres y Madres con hij@s homosexuales
Las preguntas de ésta guía han sido tomadas de la Asociación de Padres y Madres Ampgil.
Familias por la Diversidad ha ampliado la información del texto en varios apartados.





http://www.familiasporladiversidad.es/files/objetos/FAQ_padres_madres.doc

subir

Copyleft 2011 - Familias por la Diversidad. Distribución libre y gratuita de estos contenidos.
Esta página cumple los estandares W3C de WAI   CSS Válida segun W3C   Esta página cumple los estandares W3C de XHTML